Prevención

PREVENCIÓN

La prevención del VIH ha existido prácticamente desde el inicio de la epidemia. Desde aquella época entes gubernamentales han lanzado diferentes iniciativas para la prevención de nuevas infecciones por VIH a población sana mediante múltiples estrategias educativas, algunas más efectivas que otras, incluso incorporándolas en la atención médica básica.

Estas directrices desde un comienzo recomendaban que se debía analizar de manera adecuada todas las conductas consideradas de riesgo frente a la infección por VIH y otras infecciones de transmisión sexual pero adicionalmente abordando otro tipo de esferas del paciente.

¿Por qué es importante prevenirlo?

Las iniciativas para la prevención por VIH a ser tenidas en cuenta deben incorporar aspectos globales, en los cuales el gobierno desde el ministerio de salud y sus secretarías tienen responsabilidad visto desde la perspectiva de los derechos humanos, donde se le pueda brindar a todo paciente las condiciones necesarias para una vida digna sin estigma ni discriminación en la cual proporcione seguridad en el acceso a los sistemas de salud obteniendo todos sus beneficios en el mejoramiento de la salud, incluyendo la terapia antirretroviral.

Desde el entorno hospitalario se debe abordar todas las esferas basadas desde un modelo biopsicosocial incluyendo a todo el grupo interdisciplinario, donde es importante involucrar al paciente en decisiones que conciernen el manejo de su patología ya que esto los afecta directamente, adicionalmente es un lugar adecuado para la implementación de los programas de pares ya que es muy importante que se empodere a los pacientes para que sirvan como actores principales de ante organizaciones de salud.

Consejos para prevenir la enfermedad:

Así mismo debe tratarse la consejería para la prevención individual y del entorno de las personas, donde hay medidas que deben asegurarse, entre ellas; facilitar el acceso a la pruebas diagnósticas, educación general en VIH, promoción del uso de preservativo masculino y femenino con el fin de evitar no solo la transmisión del VIH sino otras infecciones de transmisión sexual o hepatitis virales, limitar el número de parejas sexuales, ya que entre mayor sea, mayor probabilidad de infección hay, prevenir el consumo de sustancias por vía parenteral y principalmente el compartir dispositivos de administración como jeringas y otros, estas recomendaciones deben venir acompañadas de un abordaje por psicología con el fin de conseguir estabilidad en la esfera emocional y social libre de presiones individuales y del entorno.

Por último, pero no menos importante y es reforzar cambios en el día a día y tomar acción sobre los hábitos de vida saludable, debe hacerse hincapié en actividades físicas y nutrición y de esta manera dar un abordaje completo e integral al paciente.

Referencias:

  • 11.Mod_IX-02_texto_Prevención-positiva_ESTHER-2016-2017
  • 2. https://infosida.nih.gov/understanding-hiv-aids/fact-sheets/20/48/conceptos-basicos-sobre-la-prevencion-de-la-infeccion-por-el-vih.
Derechos reservados ©2019 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc.,Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Colombia