Medicamentos orales

En las siguientes líneas nos vamos a referir al tratamiento médico de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 (antes conocida como la diabetes del adulto), este tratamiento debe estar enfocado a corregir los defectos en el organismo que han desencadenado el desarrollo de la diabetes mellitus, estos defectos son:

  1. Disminución de la producción de insulina (la insulina es la hormona que baja el azúcar) por el páncreas (órgano que produce la insulina).
  2. Resistencia a la acción de la insulina, recordemos que la insulina facilita la entrada de la glucosa en los músculos y el tejido graso (para producir energía), tanto el músculo como el tejido graso son resistentes a su acción y no permiten la entrada de glucosa, produciendo una disminución de energía en el paciente y un aumento de la glucosa en la sangre.
  3. Incremento de la producción de glucosa por el hígado, este incremento también se produce por una resistencia a la acción de la insulina, en personas sin diabetes cuando hacen un ayuno, el hígado produce glucosa para evitar una hipoglucemia (baja de azúcar), pero en personas con diabetes a pesar de no hacer un ayuno, el hígado produce más azúcar.

Para establecer un acercamiento racional de tratamiento, es muy importante saber cuál es la causa principal del descontrol de la glucosa.

En los pacientes, en quienes predomina la deficiencia de producción de insulina por el páncreas, estos pacientes deben de recibir un medicamento que incremente la secreción de insulina por el páncreas, por ejemplo los medicamentos conocidos como sulfonilureas, otra alternativa de tratamiento en este grupo de pacientes es el empleo de inyecciones de insulina.

En los pacientes, en quienes predomina la resistencia a la acción de la insulina por ejemplo en el hígado, se recomienda utilizar un medicamento de la familia de las biguanidas, estos medicamentos frenan la producción de glucosa por el hígado y conducen a una disminución de la glucosa en sangre.

Otro grupo de pacientes, son aquellos quienes presentan resistencia a la acción de la insulina en el músculo y el tejido graso, en ellos se recomienda un medicamento de la familia de las glitazonas, estos medicamentos disminuyen la resistencia a la acción de la insulina en estos órganos, facilitando la entrada de la glucosa en el músculo y tejido adiposo y así disminuyen la concentración de la glucosa en la sangre.

Los pacientes con diabetes mellitus, quienes presentan resistencia a la acción de la insulina, son generalmente obesos o con sobrepeso, a diferencia de los pacientes que presentan disminución de la secreción de insulina por el páncreas, quienes tienen bajo peso o peso normal.

Con esta información, usted pensaría que el tratamiento de los pacientes con diabetes mellitus es muy sencillo, la realidad es, no; además de los conocimientos científicos se debe valorar al paciente en forma individual, esto es, porque la mayoría de los pacientes con diabetes mellitus tipo 2, presentan ambas alteraciones (disminución de la secreción y resistencia a la acción de la insulina), y por lo tanto debemos dar tratamientos combinados.

Derechos reservados ©2019 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc.,Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Colombia